La ciudad de los soportales a vista de pájaro. Un imprescindible que ver en Bolonia en dos días.
La ciudad de los soportales a vista de pájaro. Un imprescindible que ver en Bolonia en dos días.

 

Si piensas en Italia, probablemente se te venga a la cabeza Roma, Florencia o Venecia. Pero si quieres conocer una ciudad italiana con encanto y que se pueda recorrer en un fin de semana, te recomiendo Bolonia. La capital de Emilia-Romaña, al norte de Italia, es la ciudad de los soportales. Esconde palacios e iglesias monumentales, la Universidad que recibe cada año a estudiantes de toda Europa, sus famosas torres (ligeramente inclinadas, ¡no iba a ser la de Pisa la única!), un ambiente hípster que anima a quedarse más tiempo en Bolonia para recorrer sus calles en bicicleta como hacen los locales y su deliciosa gastronomía boloñesa (creo que podría comer durante un año entero pasta, pizza y embutido italiano y no cansarme).

Hay mucho que ver en Bolonia en dos días, pero es tiempo suficiente para conocer los principales lugares turísticos de la ciudad. Si a esto le sumas que es un destino económico, te van entrando ganas de comprar el vuelo, ¿no? 😉 Aquí puedes ver cuánto cuesta un viaje de dos días a Bolonia.

Bolonia en dos días

Piazza Maggiore, la primera plaza que ver en Bolonia

Empieza tu recorrido en la Piazza Maggiore, el epicentro de actividad de Bolonia. El origen de esta plaza se remonta al siglo XIII y merece la pena visitarla con tiempo. Está flanqueada por importantes edificios como el Palazzo del Podestà, el Palazzo Comunale, el Palazzo dei Banchi, la Iglesia de San Petronio, la Sala Borsa (biblioteca pública principal de Bolonia) y la fuente de Neptuno. Conviene visitarla de día y de noche y pararse a ver el ambiente ajetreado de esta plaza. Sin duda, un imprescindible que ver en Bolonia en dos días.

La Piazza Maggiore de noche, donde debes comenzar tu visita de Bolonia en dos días.
La Piazza Maggiore de noche, donde debes comenzar tu visita de Bolonia en dos días.

 

Iglesia de San Petronio en la Piazza Maggiore de Bolonia.
Iglesia de San Petronio en la Piazza Maggiore, una de las más recomendables en Bolonia.

 

Fuente de Neptuno, junto a la que los lugareños acostumbran a tomar el aperitivo.
Fuente de Neptuno, junto a la que los lugareños acostumbran a tomar el aperitivo.

 

El Ayuntamiento de Bolonia o Palazzo d’Accursio

Aunque ubicado también en la Piazza Maggiore, merece una mención aparte. Este bello palacio tiene un patio interior y una larga escalinata (antiguamente utilizada por los caballos) que conduce a los salones de la primera planta. En el Ayuntamiento se exponen colecciones municipales de arte y puedes entrar a la Sala de Plenos, la Sala Rosa (espectacular) y la Sala de Periodistas. La entrada al Palazzo d’Accursio es gratuita y cierra los domingos y festivos.

Sala Rosa del Palazzo d'Accursio, una visita recomendable en tu viaje a Bolonia en dos días
Sala Rosa del Palazzo d’Accursio, una visita recomendable en tu viaje a Bolonia en dos días (y gratis).

 

Piazza Santo Stefano: otra plaza que ver en Bolonia en dos días sí o sí

Uno de los puntos más emblemáticos que ver en Bolonia en dos días es la Piazza Santo Stefano, conocida localmente como la Plaza de las Siete Iglesias. Antiguamente había siete iglesias en un mismo complejo, aunque en la actualidad son cuatro las que forman este conjunto de interés cultural, todas ellas comunicadas entre sí. El recorrido por la Basílica de San Stefano comienza por la iglesia de Crocefisso, del siglo VIII, que alberga una cripta de 1019 y valiosas obras de arte (nunca antes había visto una cripta así). En el complejo también encontrarás tumbas, claustros y patios. Se dice que Petronio, obispo de la ciudad, mandó construir en ella una reproducción del Santo Sepulcro, ubicado en Jerusalén.

La Basílica de Santo Stefano alberga cuatro iglesias en el mismo complejo, un auténtico tesoro en la capital de Emilia-Romaña.
La Basílica de Santo Stefano alberga cuatro iglesias en el mismo complejo, un auténtico tesoro en la capital de Emilia-Romaña.

 

El recorrido por la Basílica de San Stefano comienza por la iglesia de Crocefisso y esta maravillosa cripta de 1019.
El recorrido por la Basílica de San Stefano comienza por la iglesia de Crocefisso y esta maravillosa cripta de 1019.

 

Iglesias que ver en Bolonia en dos días, ¡no da tiempo a verlas todas!

Hay muchísimas iglesias que ver en Bolonia, así que tendrás que elegir. Para mí las principales son la Basílica de Santo Stefano y la Iglesia de San Petronio en la Plaza Mayor. Si te quedas con ganas de más, te recomiendo la Iglesia San Domenico, uno de los principales lugares de culto de Bolonia donde se encuentran los restos de Santo Domingo, el fundador de la Orden Dominica; la Iglesia San Giacomo Maggiore, antigua sede de los Agustinos situada en pleno barrio universitario, es un imprescindible para los amantes del arte; y por último la Iglesia San Francesco, de estilo gótico.

Le Due Torri (las dos torres)

El icono de la ciudad de Bolonia son sus dos famosas torres: la Torre Garisenda y la Torre degli Asinelli. Construidas entre los siglos XII y XIII, han sido las únicas que han sobrevivido al paso del tiempo (a pesar de su inclinación). Al parecer en la ciudad llegó a haber más de 100 torres. La Torre Garisenda mide 48 metros de altura y puedes verla desde la Torre degli Asinelli, de 98 metros de altura. A esta última torre puedes animarte a subir los casi 500 escalones (cuesta 5€ la entrada). Una vez arriba, el esfuerzo habrá merecido la pena, ya que tendrás las mejores vistas, con la Torre Garisenda a tus pies y los tejados rojos por toda la ciudad. Unas vistas de postal que tienes que ver en Bolonia en dos días.

Vista de le Due Torri al fondo, un imprescindible que ver en Bolonia en dos días de viaje.
Vista de le Due Torri al fondo, un imprescindible que ver en Bolonia en dos días de viaje.

 

Vista de le Due Torri (Torre Garisenda y Torre degli Asinelli) desde abajo.
Vista de le Due Torri (Torre Garisenda y Torre degli Asinelli) desde abajo.

 

Comienzo de la subida a la Torre degli Asinelli, el mejor lugar desde donde vi Bolonia en dos días de viaje.
Comienzo de la subida a la Torre degli Asinelli, el mejor lugar desde donde vi Bolonia en dos días de viaje.

 

Pasear por mercados y tiendas

Otro imprescindible que ver en Bolonia en dos días son sus mercados y tiendas. Te recomiendo pasear y pasear por las callejuelas y soportales de Bolonia hasta que te duelan los pies, es la mejor forma de conocer la ciudad. Si te gustan los objetos vintage, acércate al Mercado de Antigüedades junto a la Basílica de San Stefano, solo disponible el segundo fin de semana de cada mes. Otra opción muy interesante es visitar el Mercato delle Erbe, un mercado con productos locales (mucha fruta y verdura) y puestos apetecibles donde probar las delicias gastronómicas boloñesas a precios más asequibles.

Frutas y verduras en el Mercato delle Erbe.
Frutas y verduras en el Mercato delle Erbe.

 

Más mercados, esta vez en plena calle.
Más mercados, esta vez en plena calle.

 

También puedes pasarte por el Mercato di Mezzo, un mercado moderno con precios un poco más elevados donde puedes saborear auténticos productos de la tierra. Eso sí, ve pronto porque está siempre lleno. Y qué decir de la Trattoria di Eataly, mi favorita. Se trata de un espacio polivalente donde puedes comprar libros en su librería, comer en alguno de sus restaurantes o comprar en la tienda productos gastronómicos típicos para llevar, como pasta auténtica italiana (¡yo no me pude resistir!). Ya solo por el entorno gastro-literario, merece la pena ir. Si además quieres darte un capricho, acércate a las tiendas de lujo en la Galleria Cavour, donde encontrarás las tiendas más exclusivas de la ciudad (¡prepara la cartera!).

La Trattoria di Eataly, una parada gastro-literaria obligatoria en tu viaje a Bolonia en dos días.
La Trattoria di Eataly, una parada gastro-literaria obligatoria en tu viaje a Bolonia en dos días.

 

Comprando pasta auténtica italiana para llevar en la Trattoria di Eataly.
Comprando pasta auténtica italiana para llevar en la Trattoria di Eataly.

 

En la Galleria Cavour encontrarás las tiendas más exclusivas de Bolonia.
En la Galleria Cavour encontrarás las tiendas más exclusivas de Bolonia.

 

Universidad de Bolonia

Bolonia es conocida como la Docta gracias a su universidad, fundada en 1088, y puede presumir de tener la universidad más antigua de todo Occidente. No dejes de visitar el interior del palacio Archiginnasio, la antigua sede de la Universidad, para maravillarte con sus frescos, esculturas, su biblioteca, el Teatro Anatómico y el Aula Stabat Mater (el acceso a estos dos últimos no es gratuito pero merece la pena). Además, podrás leer la trágica historia del Archiginnasio, que fue bombardeado durante la 2ª Guerra Mundial. La Universidad es un sitio por el que pasaron grandes ilustres como Antonio de Nebrija y que sin duda hay que ver en Bolonia en dos días.

No se me ocurre mejor lugar donde estudiar que el Archiginnasio, antigua sede de la Universidad.
No se me ocurre mejor lugar donde estudiar que el Archiginnasio, antigua sede de la Universidad.

 

Canale di Reno

En Bolonia antiguamente había cientos de canales al estilo veneciano por donde pasaban los barcos con mercancías, de hecho a Bolonia se la conocía como “La Piccola Venezia”. Finalmente fueron cubiertos pero sigue habiendo uno que puedes visitar, el Canale di Reno. Este canal es difícil de encontrar, pero se puede ver a través de una ventana que se encuentra en Via Piella 18, verás una placa junto a la pared con el nombre del canal. ¡A ver si lo encuentras!

El Canale di Reno hace honor al antiguo nombre con el que se conocía a Bolonia: La Piccola Venezia.
El Canale di Reno hace honor al antiguo nombre con el que se conocía a Bolonia: La Piccola Venezia.

 

Tomar el aperitivo como los locales

Cuando viajo no hay nada que me guste más que seguir las costumbres de los locales. ¿Y qué hacen los boloñeses por las tardes? Tomar el aperitivo en la calle, principalmente un vino o un Spritz (¡qué gran descubrimiento!) acompañado de embutido o pizza. Este plan no lo arruina ni el frío invernal, con un buen abrigo el plan de aperitivo está asegurado.

Qué ver en Bolonia en dos días si te sobra tiempo

El Santuario de San Luca

Mi viaje fue de fin de semana (llegada el viernes por la noche y salida domingo por la tarde-noche), así que no tuve tiempo de visitar el Santuario de San Luca. Es cierto que prioricé ver mejor la zona céntrica, pasear por los soportales, recorrer mercados y por supuesto el momento aperitivo (¡exquisito!). Pero si te sobra tiempo, una buena opción, aunque un poco más alejada del centro, es visitar este santuario, de hecho varios boloñeses me lo recomendaron.

Para ello, tendrás que subir cuesta arriba y a pie exactamente 666 arcos -cuidado con el diablo ;)- hasta el Colle dela Guardia, por lo visto la subida no es muy exigente. Una vez en la cima de la colina, tendrás unas vistas preciosas de la ciudad. Si prefieres evitar la caminata (se tarda en torno a 45 min en subir caminando), puedes coger el autobús nº 58 en la Via di Casaglia. ¡Ya me contarás qué te parece!

 ¿Te animas a visitar Bolonia? Empieza por conocer mis trucos para encontrar vuelos baratos y encuentra algún chollo para organizar tu escapada a la ciudad de los soportales.