Siempre que viajo a Italia vuelvo fascinada por sus joyas culturales, su gastronomía y su gente. Mi viaje a Cagliari en tres días fue una prueba más de que la bella Italia no defrauda. Callejuelas coloridas, palazzi dorados, miradores que dan a cúpulas y edificios “ordenados” sin ton ni son, torres pisanas, una muralla e incontables iglesias. Sentarse en cualquier plaza a tomar el aperitivo, escuchar el eterno zumbido de las vespas y oír a los sardos hablar una de las lenguas más bonitas del mundo. Porque Cagliari, al sur de Cerdeña, es una isla medieval con historia, cosmopolita.

Sentarse bajo los soportales del barrio costero de Marina es un plan muy apetecible. Aunque fue severamente bombardeada durante la II Guerra Mundial, todavía se preservan algunos vestigios del pasado, como el anfiteatro romano. Y cómo no, en tu viaje a Cagliari en tres días no puede faltar un paseo o chapuzón en alguna de sus playas. Mi favorita es la de Poetto, donde te espera una gran sorpresa en forma de animales rosados. ¡Sigue leyendo y verás!

QUÉ VER EN CAGLIARI EN TRES DÍAS

DÍA 1 EN CAGLIARI

Torre del Elefante

La Torre del Elefante fue construida en 1307 para defenderse de los aragoneses. Es una de las dos torres pisanas que siguen en pie y debe su nombre a la escultura del elefante que tiene en su fachada. En esta torre solían colgarse las cabezas de los revoltosos decapitados, algo muy habitual en la época pero que afortunadamente hoy en día sería impensable. Cuando yo fui no pude subir porque estaba cerrada por restauración. Si tienes suerte y está abierta, coge fuerzas porque te esperan 119 escalones de subida.

Torre del Elefante en Cagliari.
Torre del Elefante en Cagliari.

 

Torre de San Pancracio

Es uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar medieval construida en Italia. La Torre de San Pancracio, del siglo XIV, es uno de los emblemas de Cagliari. Fue construida para impedir los ataques de los árabes y los genoveses y posteriormente se utilizó como prisión. ¡Se dice que tuvo que cerrarse por las numerosas fugas de los reclusos! Durante mi viaje a Cagliari en tres días tampoco pude subir a esta torre porque estaba cerrada por restauración. ¡Una pena!

Torre de San Pancracio, uno de los imprescindibles que ver en Cagliari en tres días.
Torre de San Pancracio, uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar medieval en Italia.

 

Bastione di Saint Remy

Sin duda mi lugar favorito. Un gran edificio neoclásico, escaleras monumentales y una terraza panorámica con vistas a los tejados de Cagliari. A lo lejos, el mar y las montañas. Parte del Bastión de Saint Remy sigue en reconstrucción, pero es un lugar perfecto para sentarse a reponer energía y ver la vida cotidiana de los sardos. En mi opinión, las mejores vistas de la ciudad. Puedes acceder subiendo la escalera en Piazza Costituzione o coger el ascensor desde Giardino Sotto Le Mure.

Vistas desde el Bastión de Saint Remy, uno de los imprescindibles que ver en Cagliari en tres días.
Vistas desde el Bastión de Saint Remy, uno de los imprescindibles que ver en Cagliari en tres días.

 

Cattedrale di Santa Maria

La Catedral de Santa María de Cagliari es una iglesia católica dedicada a la Asunción de la Virgen y a Santa Cecilia. Situada en el barrio de Castello, no pasa desapercibida por su amalgama de estilos artísticos. Fue construida en el siglo XIII en estilo románico pisano y en el siglo XVII el templo se transformó en estilo barroco. Su fachada neorrománica está inspirada en la de la Catedral de Pisa. No puedes irte sin visitarla (gratis). ¡Es incluso más bonita por dentro!

Catedral de Santa María iluminada.
Catedral de Santa María iluminada.

 

Plazas más bonitas de Cagliari

Las plazas me parecen sitios fascinantes. Son puntos de encuentro, donde transcurre la vida misma. Durante mi viaje, disfruté muchísimo sentada en las terrazas, viendo a los sardos charlar, reír, contar anécdotas…  A la Piazza del Carmine, cerca de mi hotel, acudían desde abuelos que conversaban sentados tan a gusto en su banco hasta niños que correteaban por la plaza. Me gustó mucho la Piazza de Santa Eulalia, que tiene una iglesia que lleva el mismo nombre que la plaza, y por supuesto la Piazza Yenne, un imprescindible en tu viaje a Cagliari en tres días. Imagínate una plaza súper ambientada, las terrazas repletas de gente y tú degustando el famoso aperitivo o tagliere (normalmente embutido) y alguna bebida. En Cagliari es muy común pedir Aperol Spritz, un cóctel de color anaranjado que es una auténtica delicia (eso sí, con moderación).

Las plazas de Cagliari están rodeadas de casas de colores. ¡Una maravilla!
Las plazas de Cagliari están rodeadas de casas de colores. ¡Una maravilla!

 

Impresionante la mezcla de colores en las fachadas de las viviendas.
Impresionante la mezcla de colores en las fachadas de las viviendas.

 

Il Palazzo Civico

El Palacio Cívico de Cagliari es un bello edificio en la Via Roma que llama la atención. Es la sede municipal de la capital y se encuentra frente al puerto, con unas vistas fabulosas. Dentro está la Oficina de Turismo, donde me informaron de las visitas guiadas que se hacen de forma gratuita y en italiano los sábados a las 10:00 horas de la mañana para conocer las salas históricas del Palacio Cívico. Para llegar a él, caminarás bajo soportales repletos de tiendas y restaurantes. ¡Merece la pena!

Los sábados a las 10:00 horas hay visitas guiadas gratuitas en el Palacio Cívico.
Los sábados a las 10:00 horas hay visitas guiadas gratuitas en el Palacio Cívico.

 

Iglesia de Santa Lucía (Chiesa di Santa Lucia)

Encontré por casualidad las ruinas de la iglesia de Santa Lucía mientras daba un paseo por Cagliari. Data de 1119 y fue reconstruida en 1606 con estilo renacentista, reformada en 1912 y demolida en 1947. Santa Lucía fue la iglesia más antigua dentro de las murallas de Cagliari. Actualmente está vallada, pero desde fuera pueden verse perfectamente las ruinas.

No te pierdas las ruinas de la iglesia de Santa Lucía en tu viaje a Cagliari en tres días.
No te pierdas las ruinas de la iglesia de Santa Lucía.

 

Puertas medievales

Todavía se conservan varias puertas que servían como punto de acceso al casco antiguo de Cagliari. Desde Puerta Cristina se accede al barrio de Castello. Esta puerta se llama así en honor a la reina María Cristina de Borbón, esposa de Carlo Felice de Saboya.

Desde Puerta Cristina se accede al barrio de Castello.
Desde Puerta Cristina se accede al barrio de Castello.

 

Igual de impresionante es la Puerta de San Pancracio, situada bajo la torre que lleva el mismo nombre. Data del siglo XIV, igual que la torre. La Puerta de San Pancracio formaba parte de las antiguas fortificaciones de la ciudad. Si quieres sentirte como en la era medieval, esta puerta tendrás que atravesar 🙂

"<yoastmark

 

Universidad de Cagliari

Me encantó mi época universitaria (¡quién la pillara…!). No sé si será por eso, pero siempre que visito una ciudad, no perdono una visita a su universidad. Yo visité el Instituto de Arquitectura y Diseño, donde había varios carteles anunciando que Cagliari ha sido elegida ciudad candidata al premio Capital Verde Europea 2021.

Mis calles favoritas

Para ver bien Cagliari en tres días, lo mejor que puedes hacer es caminar y perderte por sus callejuelas. ¡Qué auténticos son los lugares donde siguen tendiendo la ropa en las fachadas! Casas de colores, edificios antiguos y un ambiente isleño que se palpa en cada esquina. Mis calles favoritas: la Via Corte D’Appello, la Via Guisseppe Garibaldi y la Via Santa Croce, donde está la terraza Caffé Librarium Nostrum, ideal para tomar un cóctel por la noche.

DÍA 2 EN CAGLIARI Y ALREDEDORES

Miradores con vistas alucinantes

Tejados poco (o nada) uniformes, edificios antiguos, ruinas… Cagliari es la belleza de la imperfección y para disfrutarla tienes que poner a prueba tus piernas y subir a sus miradores. Tengo especial debilidad por el de la Piazza dell’Indipendenza, subiendo por la Via Pietro Martini, y el mirador de la Piazza Aquilino Cannas, junto a la Puerta Cristina.

Vistas de la ciudad de Cagliari con el mar de fondo.
Vistas de la ciudad de Cagliari con el mar de fondo.

Giardini Pubblici

Los jardines públicos de Cagliari son uno de los parques urbanos más antiguos de la ciudad. En su día solo había un camino de tierra que conducía desde la entrada hasta la que es ahora la Galería Municipal de Arte. Actualmente la calle principal está pavimentada y hay extensas zonas verdes, plantas exóticas y grandes ficus seculares. Me llamó la atención la fuente que hay junto a la Galería de Arte, que cuenta con varias esculturas flotando sobre el agua. Un dato curioso es que a lo largo de la parte rocosa que bordea los jardines, hay dos cavidades que sirvieron de refugio durante la guerra. Sin duda, los jardines preservan la historia y cultura sarda más viva que nunca.

Dando un paseo en los jardines públicos de Cagliari.
Dando un paseo en los jardines públicos de Cagliari.

 

Mercato di San Benedetto

Aquí te contaba dónde comer en Cagliari: restaurantes para todos los gustos. Si te quedas con ganas de más gastronomía, tienes que ir al Mercado Cívico de San Benedetto. El interior del mercado ha sido rehabilitado a finales de los años noventa, con nuevas instalaciones eléctricas e hidráulicas, entre otras mejoras. Cuenta con una superficie de 8.000 metros cuadrados divididos en dos plantas, convirtiéndole en el mercado cívico cubierto más grande de Europa. ¡Una pasada!

Me hubiera gustado tener más tiempo para pasarme varias horas mirando los puestos de pescado, marisco, quesos, carne (¿sabías que venden carne de caballo?) y todo tipo de frutas, verduras, dulces, vinos, etc. El ambiente es muy especial, con banderas de Cagliari visibles casi desde cualquier punto. Voces, ajetreo, charlas con los vecinos y volver a casa con los deberes hechos: la compra de la semana con productos frescos y de calidad. El Mercado de San Benedetto abre de lunes a sábado de 7 a 14 horas. ¡Ojo, no vayas en domingo!

El mercado de San Benedetto es una parada obligatoria en tu viaje a Cagliari en tres días.
El mercado de San Benedetto es una parada obligatoria en tu viaje a Cagliari en tres días. ¡Lo disfrutarás seguro!

 

Más iglesias cagliaritanas

Si por algo se caracteriza Italia es por tener casi más iglesias que personas. Cagliari no iba a ser menos. Aunque la más espectacular es la catedral, puedes visitar también la iglesia de Santa Ana, la iglesia de San Efisio, la iglesia de San Giacomo y la iglesia de Santa Restituta (estaba cerrada cuando yo fui). De esta última lo espectacular no es la iglesia, sino la cripta subterránea a la que se accede desde un lateral. La cripta fue utilizada durante la II Guerra Mundial como refugio. Sus reliquias se trasladaron en su día a la vecina iglesia de Santa Ana. La cripta está cerrada los lunes. El resto de días de la semana, abre solo por la mañana (de 10 a 13 horas).

Iglesia de Santa Ana, Cagliari.
Iglesia de Santa Ana, Cagliari.

 

Anfiteatro romano

En este anfiteatro se reunían antaño unas 10.000 personas, casi Cagliari entero, para presenciar los combates de los gladiadores entre ellos o con fieras. Actualmente está cerrado por restauración, pero merece la pena subir al cerro del Buon Cammino para darse cuenta de la grandeza del monumento romano más importante de Cagliari. Un secreto: las puestas de sol desde aquí son una maravilla.

Impresiona imaginarse a 10.000 en este anfiteatro romano viendo las luchas de gladiadores. Es imprescindible en un viaje a Cagliari en tres días.
Impresiona imaginarse a 10.000 en este anfiteatro romano viendo las luchas de gladiadores.

 

Puesta de sol desde el anfiteatro romano de Cagliari.
Puesta de sol desde el anfiteatro romano de Cagliari.

 

Bastione di Santa Croce

Desde el Bastión de Santa Croce tendrás una de las mejores vistas de Cagliari. Está ubicado a pocos pasos de la Torre del Elefante, donde antiguamente estaba el barrio judío o La Giudaria. Sin duda, una de tus paradas debes hacerla aquí.

El famoso Caffé Librarium Nostrum en la Via Santa Croce.
El famoso Caffé Librarium Nostrum en la Via Santa Croce.

 

Playa de Poetto

Un viaje a una isla sin ver el mar no tiene sentido, ¿no crees? Como fui en otoño y no hacía calor, cambié los chapuzones en el mar por largos paseos por la playa de Poetto. Los cagliaritanos van a esta playa en verano porque está a pocos kilómetros del centro de la ciudad. La playa tiene una extensión de unos 8 kilómetros y es un lugar perfecto para caminar, relajarse bajo la sombrilla (si el tiempo acompaña) y tomar algo en cualquiera de sus chiringuitos.

Pero eso no es todo. ¡Menuda sorpresa al encontrar en la orilla restos de fortificaciones de la II Guerra Mundial y edificios abandonados, como el hospital que hoy en día es un esqueleto de cemento muy cotizado por graffiteros. Yo fui a la playa de Poetto en autobús y no me llevó más de 10 minutos. Recuerda comprar el ticket en el estanco, te saldrá mucho más barato que si lo compras directamente en el autobús.

"<yoastmark

 

Restos de fortificaciones en la playa de Poetto.
Restos de fortificaciones en la playa de Poetto.

 

En plena sesión de fotos en la playa de Poetto.
En plena sesión de fotos en la playa de Poetto.

 

Parque Natural Regional Molentargius-Saline

Lo prometido es deuda. Al principio te contaba la sorpresa que me llevé en forma de animales rosados, ¿te acuerdas? Fui a la playa de Poetto y justo enfrente, al otro lado de la carretera, vi varios estanques enormes y me acerqué a curiosear. ¡De pronto me encontré con decenas y decenas de flamencos! Esto sumó puntos a mi visita por los alrededores de Cagliari, ¡me encantan estos animales tan exóticos! Pero no solo eso… el parque natural tiene otras especies típicas de humedales como la rana, el sapo, la culebra de agua, la tortuga de pantano, conejos, comadrejas… Yo me quedé con ganas de hacer alguna ruta en bicicleta por el parque. En el edificio Sali Scelti hay disponible un servicio de alquiler de bicis de lunes a domingo de 9 a 18 horas. ¿Te animas a pedalear?

Flamencos en el Parque Natural Regional Molentargius-Saline.
Flamencos en el Parque Natural Regional Molentargius-Saline.

 

DÍA 3 EN CAGLIARI

Parco delle Rimembranze

Aquel que no conoce su historia, está condenado a repetirla. Es de las frases más sensatas que existen. En el Parco delle Rimembranze puedes ver el monumento conmemorativo a las víctimas sardas de la I Guerra Mundial. Fue construido en 1935 por el arquitecto cagliaritano Ubaldo Badas.

Parco delle Rimembranze, un imprescindible que ver en Cagliari en tres días.
Parco delle Rimembranze y el monumento a las víctimas sardas de la I Guerra Mundial.

 

Basílica de San Saturnino

La primera vez que vi una iglesia con la fachada de efecto espejo fue en mi viaje a Cagliari en tres días. Quién diría que es una de las iglesias más antiguas de Cerdeña… Originalidad en estado puro. Y sufridora, ya que ha sido destruida y reformada en numerosas ocasiones. Los bombardeos de 1943 durante la II Guerra Mundial la hizo trizas. Hoy se alza imponente en el centro de la plaza.

Basílica de San Saturnino con su fachada efecto espejo.
Basílica de San Saturnino con su fachada efecto espejo.

 

Cementerio e Iglesia de Bonaria

El cementerio de Bonaria fue inaugurado el 1 de enero de 1829. Sin embargo, hasta entonces hubo problemas higiénicos que surgían por enterrar a los muertos en las iglesias y sus alrededores. Actualmente es un cementerio gigante, que alcanza incluso la cima de la colina en el distrito de Bonaria. Justo desde ese punto puedes ver unas vistas fabulosas de la ciudad. A pocos metros del cementerio se encuentra el Santuario de Bonaria. En su interior hay frescos y cuadros que incluyen una representación de la Sagrada Familia. La entrada es gratuita.

Preciosas vistas desde el cementerio de Bonaria.
Preciosas vistas desde el cementerio de Bonaria.

 

Cementerio de Bonaria, Cagliari.
Cementerio de Bonaria, Cagliari.

 

¿Cuándo dices que vas a comprar los vuelos para visitar Cagliari en tres días?