Probablemente La Palma no se encuentre entre tus primeras opciones cuando planeas un viaje a las Islas Canarias. Esta isla todavía preserva ese lado salvaje y virgen, lejos de ser un destino masificado turísticamente, lo que le aporta un mayor encanto si cabe. Hay mucho que ver en La Palma, un lugar que invita al slow travel, a relajarse y maravillarse con sus paisajes de postal, a conducir entre interminables terrenos trufados de plataneras.

Esta isla es Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO, ofrece más de 1.000 kilómetros de rutas senderistas y es el destino perfecto para disfrutar del suculento sabor de la gastronomía canaria. Playas de arena negra, volcanes jóvenes, el azul del Atlántico, su extenso vergel y los numerosos miradores hacen honor a su nombre: la Isla Bonita.

Para planificar tu viaje, aquí tienes el itinerario y consejos para visitar La Palma en 4 días.

LOS 15 IMPRESCINDIBLES QUE VER EN LA PALMA

Mirador del Roque de los Muchachos

Es el punto más alto de la isla de La Palma, situado a 2.426 metros sobre el nivel del mar. Desde allí podrás disfrutar de unas vistas fabulosas de la Caldera de Taburiente y de la isla de Tenerife (con el Pico del Teide perfectamente definido), La Gomera y El Hierro. Hay un corto sendero para llegar al último mirador del Roque de Los Muchachos y se tarda unos 30 minutos en ir y volver a pie. Sentirás la sensación de libertad absoluta, con las nubes a tus pies y la vertiginosa orografía que hará que te detengas a contemplar semejante belleza difícil de captar con tu cámara de fotos. Eso sí, llegar hasta el Roque de los Muchachos es toda una aventura llena de carreteras zigzagueantes no aptas para los que sufrís mareos en coche.

Roque de los Muchachos, de las mejores cosas que ver en La Palma.
Roque de los Muchachos, el punto más alto de la Isla Bonita, es de las mejores cosas que ver en La Palma.

 

Visitar el Observatorio Astrofísico del Roque de los Muchachos

Justo en el techo de la Isla Bonita se encuentra el Observatorio Astrofísico del Roque de los Muchachos, uno de los complejos de telescopios más completos del mundo. Gracias a la calidad ambiental de La Palma, su ubicación en medio del Océano Atlántico y a la aplicación de la Ley de Protección del Cielo, es un destino perfecto para disfrutar de la observación de estrellas. La visita guiada al Observatorio Astrofísico del Roque de los Muchachos incluye la entrada al telescopio GRANTECAN (Gran Telescopio de Canarias). Es imprescindible hacer una reserva previa rellenando el formulario de la página oficial del Instituto de Astrofísica de Canarias. Las visitas son diurnas y no está permitida la entrada a menores de 12 años.

Observador Astrofísico del Roque de los Muchachos (La Palma).
Observador Astrofísico del Roque de los Muchachos (La Palma).

 

GRANTECAN (Gran Telescopio de Canarias).
GRANTECAN (Gran Telescopio de Canarias).

 

 Volcán de San Antonio

Otra de las cosas que ver en La Palma es el Volcán de San Antonio, que entró en erupción en 1677 y mantuvo su actividad volcánica hasta un año después, en noviembre de 1678. El Volcán de San Antonio forma parte del espacio protegido del Monumento Natural Volcanes de Teneguía de 857,4 hectáreas. La visita (5€ para el público general, 3€ si eres residente) incluye la entrada al Centro de Visitantes Volcán de San Antonio, donde puedes ver un vídeo sobrecogedor de la erupción del San Antonio (siempre se tiende a ver estos fenómenos con lejanía, pero desgraciadamente ocurren). Lo más impactante de la visita es pasear bordeando el cráter del volcán (fíjate en la vegetación que está creciendo en su interior) y probar un simulador sísmico de cinco grados en la escala Richter. ¿Alguna vez has sentido tanto temblor?

El Volcán de San Antonio entró en erupción en 1677. Es un imprescindible que ver en La Palma.
El Volcán de San Antonio entró en erupción en 1677. Es un imprescindible que ver en La Palma.

 

Cráter del Volcán de San Antonio, donde crece la vegetación.
Cráter del Volcán de San Antonio, donde crece la vegetación.

 

Cubo de la Galga

Uno de los senderos más bonitos de La Palma es el Cubo de la Galga, un recorrido que nos permite adentrarnos en un frondoso bosque de laurisilva. La humedad aumenta a medida que vas adentrándote en el barranco. El Cubo de la Galga tiene como protagonista el color verde de la vegetación y el agua. Pasarás bajo un canal de agua que la transporta para su uso en la agricultura y el abasto público. La ruta más corta de esta zona es circular y de dificultad baja. Se tarda aproximadamente 1 hora en recorrer, aunque yo tardé algo más porque la hice con calma y parando a hacer fotos. El paisaje merece la pena. Te recomiendo que preguntes en el Punto de Información Ambiental del Cubo de la Galga (la caseta de madera) para que te orienten sobre la mejor ruta en función del tiempo de que dispongas y nivel de dificultad.

Canal de agua durante el recorrido por el Cubo de la Galga.
Canal de agua durante el recorrido por el Cubo de la Galga.

 

Bosque frondoso de laurisilva en el Cubo de la Galga (La Palma).
Bosque frondoso de laurisilva en el Cubo de la Galga (La Palma).

 

Bosque de Los Tilos

La vegetación en Los Tilos es similar a la del Cubo de la Galga, al tratarse de otro bosque de laurisilva. Esta ruta es ligeramente más empinada y discurre paralela al barranco. Desde el bosque de Los Tilos parten dos senderos: uno conduce al Mirador de las Barandas (prepárate a subir 700 escalones) y otro finaliza en el Mirador del Espigón Atravesado. Por recomendación, hice el sendero al Espigón Atravesado. Atravesarás un túnel totalmente a oscuras y continuarás el ascenso entre la frondosa vegetación hasta llegar al Mirador del Espigón Atravesado. Sabes que estás llegando a la meta. El camino empieza a menguar y da paso a una escalera que conduce al estrecho mirador. Impresiona verse en medio del barranco y observar el precipicio desde las alturas. El sendero es de ida y vuelta por el mismo trayecto (de 90 a 120 minutos) y su dificultad es baja.

Recorriendo el bosque de laurisilva de Los Tilos, de las mejores cosas que ver en La Palma.
Recorriendo el bosque de laurisilva de Los Tilos, de las mejores cosas que ver en La Palma.

 

Último tramo de escaleras hacia el Mirador del Espigón Atravesado. Final de uno de los recorridos en el Bosque de los Tilos.
Último tramo de escaleras hacia el Mirador del Espigón Atravesado en el Bosque de los Tilos.

 

Pueblo de San Andrés

Para mí uno de los pueblos con más encanto de La Palma. Situado al nordeste de la isla, con calles adoquinadas y casas con amplios ventanales. En el centro del pueblo hay una hermosa plaza con una iglesia. El pueblo es pequeño y se recorre en 30 min. Desde San Andrés puedes caminar por el paseo marítimo que conduce al Charco Azul.

Iglesia del pueblo de San Andrés (La Palma).
Iglesia del pueblo de San Andrés (La Palma).

 

Vistas del pueblo de San Andrés, uno de los pueblos más bonitos que ver en La Palma.
Vistas del pueblo de San Andrés, uno de los pueblos más bonitos que ver en La Palma.

 

Charco Azul

Si el tiempo acompaña, una buena opción es acercarte a las piscinas naturales del Charco Azul. El entorno es fabuloso y bañarse en piscinas de agua marina viendo las olas romper le da un plus. Aunque no te apetezca darte un chapuzón, es una visita muy recomendable aunque solo sea para pasear en un enclave tan relajante y silencioso. Si te quedas con ganas de más piscinas naturales, puedes visitar las piscinas naturales de La Fajana, más al norte de la isla y también muy atractivas para refrescarse.

Piscinas naturales Charco Azul, de las mejores cosas que ver en La Palma.
Piscinas naturales Charco Azul, de las mejores cosas que ver en La Palma.

 

Remanso de paz en las piscinas naturales Charco Azul, muy próximas al pueblo de San Andrés.
Remanso de paz en las piscinas naturales Charco Azul, muy próximas al pueblo de San Andrés.

 

Puerto Espíndola

Muy cerca del pueblo de San Andrés y del Charco Azul se halla el Puerto Espíndola. No esperes encontrar grandes barcos. Eso sí, es un buen lugar para contemplar las olas rompiendo sobre las rocas y para comer en el restaurante Mesón del Mar por su excelente calidad y buena atención de los camareros (no te olvides de pedir queso asado, ¡una delicia!). El restaurante cierra los martes.

Restaurante Mesón del Mar en el Puerto Espíndola. Foto: Carlos López Echeto vía Flickr.
Restaurante Mesón del Mar en el Puerto Espíndola. Foto: Carlos López Echeto vía Flickr.

 

Playa de Nogales

Muchos dicen que es una de las playas más bonitas de La Palma y de las favoritas para los surferos. La arena fina negra, las montañas escarpadas y el azul del Atlántico harán que quieras sentarte a contemplar el paisaje escuchando el sonido de las olas. Si vas en coche, puedes dejarlo en el parking y descender a pie la escalera que discurre junto a la montaña (500 metros aprox.). Importante extremar la precaución si decides bañarte por sus fuertes corrientes. Si te quedas con más ganas de playa, puedes ir a la Playa de los Cancajos (al este de La Palma) o a la Playa de Echentive o a la de La Zamora, ambas al sur de la isla, en el municipio de Fuencaliente, un imprescindible que ver en La Palma.

Dicen que la Playa de Nogales es de las más bonitas que ver en La Palma (y qué razón tienen).
Dicen que la Playa de Nogales es de las más bonitas que ver en La Palma (y qué razón tienen).

 

Sendero hacia la Playa de Nogales (La Palma).
Sendero hacia la Playa de Nogales (La Palma).

 

Nacientes de Marcos y Cordero

Otra de las cosas que ver en La Palma son los Nacientes de Marcos y Cordero. Esta divertida ruta senderista atraviesa varios túneles casi a oscuras y es relativamente fácil. Tienes dos opciones:

1.Hacer la ruta completa caminando 22 km desde donde se cogen los taxis antes de llegar al Centro de Interpretación de Los Tilos (de 8 a 11 horas). Ten en cuenta los más de 1.000 metros de desnivel (de subida y bajada) antes de lanzarte a la aventura.

2.Coger un taxi en el parking donde acaba la ruta, antes de llegar al Centro de Interpretación de Los Tilos, hacia la Casa del Monte. En 30 min llegarás a la Casa del Monte y ahí comenzarás la ruta de los Nacientes de Marcos y Cordero. Se recomienda reservar el taxi con antelación. Esta segunda opción recorre 14 km del sendero y se tarda entre 4 y 6 horas en caminarla.

Ruta de los Nacientes de Marcos y Cordero (La Palma). Foto: Francisco Javier Toledo Ravelo vía Flickr.
Ruta de los Nacientes de Marcos y Cordero (La Palma). Foto: Francisco Javier Toledo Ravelo vía Flickr.

 

 Santa Cruz de La Palma     

Visitar la capital de la isla, Santa Cruz de La Palma, es otras de las cosas que ver en La Palma. Es una ciudad coqueta y tranquila, sin grandes monumentos pero muy agradable para dar un paseo. Desde la principal arteria comercial, la Calle Real (también llamada O’Daly) hasta la Plaza de España, el Palacio de Salazar (tiene un bonito patio interior y a veces hay exposiciones), la Calle Pérez de Brito, la Plaza de la Alameda, el Museo Naval del Barco de la Virgen o la Plaza de Borrero. Pero sin duda la zona que más me gustó fue la Avenida Marítima con sus balcones típicos de madera que tiñen de color la avenida.       

Santa Cruz de la Palma, un imprescindible que ver en La Palma.
Santa Cruz de la Palma, un imprescindible que ver en La Palma.                                                                                                               
Balcones típicos de madera en Santa Cruz de la Palma.
Balcones típicos de madera en Santa Cruz de la Palma.

 

Ruta de los Volcanes, un imprescindible que ver en La Palma

La ruta completa son 24 km y de alta dificultad. Recomiendo hacer el último tramo de 5,9 km que va desde el Centro de Visitantes del Volcán San Antonio hasta el Faro de Fuencaliente, un tramo sin grandes pendientes salvo unos 100 metros al principio y la bajada final hasta el faro. Es factible, de hecho me encontré varias familias con niños durante el recorrido. En este último tramo pasarás por el Volcán Teneguía, que entró en erupción en 1971, al que puedes subir para ver el cráter desde las alturas. Se tarda en torno a 2 horas y media en recorrer el último tramo (incluida la subida al Volcán Teneguía). Es difícil describir con palabras la majestuosidad de este paisaje volcánico, tienes que ir para verlo con tus propios ojos. Sin duda, de las mejores cosas que ver en La Palma.

Ruta de los Volcanes, un paisaje de contrastes que no puedes perderte en tu visita a La Palma.
Ruta de los Volcanes, un paisaje de contrastes que no puedes perderte en tu visita a La Palma.
El último tramo de la Ruta de los Volcanes recorre 5,9 kilómetros de esta bella ruta volcánica.
El último tramo de la Ruta de los Volcanes recorre 5,9 kilómetros de esta bella ruta volcánica.

 

Caldera de Taburiente

La Caldera de Taburiente es otra de las cosas que ver en La Palma, una enorme caldera de 8 kilómetros de diámetro donde encontraremos picos por encima de los 2.000 metros. La ruta más recomendable es la que parte de la Pista Forestal de Los Brecitos, continúa por la playa de Taburiente y la zona de acampada y sigue por el Barranco de las Angustias, pasando por la famosa cascada de colores en la que se entremezcla el amarillo, el naranja y el verde por los materiales ferruginosos y otros minerales. Esta ruta se extiende durante 18 kilómetros, pero el esfuerzo merece la pena.

Cascada de colores en la Caldera de Taburiente. Foto: JuVlai vía Flickr.
Cascada de colores en la Caldera de Taburiente. Foto: JuVlai vía Flickr.

 

Salinas y Faro de Fuencaliente

Broche de oro a la Ruta de los Volcanes visitando las Salinas y el Faro de Fuencaliente. ¿Sabías que las Salinas de Fuencaliente producen anualmente unas 600 toneladas de sal con las que abastecen a la isla de La Palma y también a otros países? Puedes descubrir esta y otras curiosidades en el tour autoguiado y conocer cómo funciona esta tradición de extracción de sal que hoy en día perdura. Si llegas a la hora de comer (no tienen servicio de cenas), te recomiendo que repongas pilas en el restaurante El Jardín de la Sal. Pescado del día de primera calidad y unas vistas increíbles para relajarse y olvidarse de la vida cotidiana.

Salinas y Faro de Fuencaliente, de las mejores cosas que ver en La Palma.
Salinas y Faro de Fuencaliente, de las mejores cosas que ver en La Palma.

 

Vistas del último tramo de la Ruta de los Volcanes con el Faro y las Salinas de Fuencaliente de fondo.
Vistas del último tramo de la Ruta de los Volcanes con el Faro y las Salinas de Fuencaliente de fondo.

 

Asómate a los miradores de La Palma

La Palma es una isla para contemplarla y admirar su vergel y paisaje volcánico desde todos los ángulos. Es por eso que cuenta con infinidad de miradores, porque La Palma es sinónimo de slow travel. Para mí el mejor mirador es el del Roque de los Muchachos, sin ninguna duda. Otras opciones son el Mirador Llano del Jable (Pinar del Pilar), el Mirador del Llano de la Venta, el Mirador de los Brecitos o el Mirador ‘suspendido’ de Izcagua (Puntagorda).

Mirador Llano del Jable entre la neblina. Foto: Martin Lovekosi vía Flickr.
Mirador Llano del Jable entre la neblina. Foto: Martin Lovekosi vía Flickr.

 

Si te animas a preparar tu viaje a La Palma, quizás te interese:

Trucos para encontrar vuelos baratos

Las mejores webs para encontrar alojamiento barato