A una hora en coche de Bratislava se encuentra Piestany, una ciudad balneario donde puedes disfrutar del silencio y relajarte en sus aguas termales. La verdad que al preparar mi viaje a Eslovaquia, tenía dudas de los lugares que ver en Piestany, ya que poco sabía de esta ciudad. Ahora puedo decir que sin duda merece una visita, aunque no quieras bañarte en ningún balneario.

Piestany es famosa en todo el mundo por sus aguas curativas, geotérmicas y barros sulfurosos terapéuticos. El barro y el agua mineral termal (67-69°C) de Piestany tienen efectos terapéuticos sobre todo en el reumatismo y las enfermedades del sistema motriz. Suena bien, ¿no?

Esta preciosa ciudad balneario vive principalmente del turismo de salud y es un destino que escogen ciudadanos eslovacos pero también turistas extranjeros para recibir tratamientos. ¡Hasta Ludwig van Beethoven se bañó en el balneario de Piestany en 1801!

A mí me sorprendió ver el gran complejo de balnearios, cuidados hasta el más mínimo detalle para que los pacientes se sientan casi como en casa. Además, la tranquilidad que se respira en Piestany es difícil de explicar. Después del año tan ajetreado que llevo en cuanto a cambios de trabajo, reconozco que hacía tiempo que no estaba tan relajada como cuando visité esta ciudad balneario. ¡Es pura paz!

Vistas del río Vah en el Puente de las Arcadas, un imprescindible que ver en Piestany.
Vistas del río Vah en el Puente de las Arcadas, un imprescindible que ver en Piestany.

 

Vamos con un poquito de historia para situarnos. Es increíble que aunque las primeras descripciones de sus fuentes medicinales datan de 1545, no se construyeron las primeras casas de curación o sanatorios hasta 1822. La familia Erdödy fue la primera propietaria del spa, justo después de las guerras napoleónicas. De hecho, todavía se preserva el spa más antiguo, llamado Kúpel’ný dom Napoleon o Balneario de Napoleón, como guiño a esa época.

Te preguntarás: ¿hay tanto que ver en Piestany? ¿Cómo ha llegado a ser la ciudad balneario más importante de Eslovaquia? Aquí entra la última pieza del puzzle que nos faltaba, el empresario Alexander Winter, al que la familia Erdödy alquiló el balneario en 1889. Con ayuda de una campaña publicitaria nacional e internacional, logró darle fama mundial al balneario. Por Piestany pasaron los personajes más ilustres de la época, desde aristócratas hasta jeques árabes y la realeza. Y así cobró auge esta bonita ciudad, con nuevos edificios, sanatorios, hoteles de lujo y villas que hoy en día siguen siendo fuente de ingresos para la ciudad.

Dejando la historia aparte, ahora te cuento mis imprescindibles que ver en Piestany. La ciudad es de tamaño manejable, así que podrás caminar tranquilamente y verla en un día. Eso sí, si vas a bañarte en algún balneario, no escatimes y dedícale algún día más, uno no está todos los días chapoteando en aguas termales, ¿no? 😉

Imprescindibles que ver en Piestany

Parque Mestský

Cuenta con fuentes, un centro cultural y varios senderos donde puedes caminar o practicar algún deporte. Si quieres tomar un descanso en Piestany, el parque Mestský es un buen sitio para sentarte y reponer fuerzas. Te recomiendo que aparques el coche de alquiler junto al parque y desde ahí vayas caminando al resto de puntos de interés que ver en Piestany. Acostumbrada al tamaño de Madrid, ¡da gusto cuando te olvidas del coche y puedes recorrer la ciudad caminando sin problema!

El parque Mestský es un lugar perfecto para caminar o hacer deporte.
El parque Mestský es un lugar perfecto para caminar o hacer deporte.

 

Zuckmann Villa, un imprescindible que ver en Piestany

Zuckmann Villa es un hotel y restaurante ubicado en la calle Winterova, una de mis calles favoritas que ver en Piestany. El edificio del hotel es bonito y muy cerca verás un puente con candados y sillas de madera donde sentarte a disfrutar del relax de esta ciudad. Si vas en verano podrás pasar un buen rato descansando al aire libre, ¡en invierno no tanto porque hace un frío que pela!

La calle Winterova con el Zuckmann Villa de fondo, un sitio que tienes que ver en Piestany.
La calle Winterova con el Zuckmann Villa de fondo, un sitio que tienes que ver en Piestany.

 

Puente con candados en Piestany. ¿Pides un deseo?
Puente con candados en Piestany. ¿Pides un deseo?

 

Vila Löger

Una de las casas más bonitas que ver en Piestany es Vila Löger, con entramado de madera en la fachada. Sirvió como alojamiento de lujo antes de que se construyeran los hoteles que hay ahora en la isla balneario. Verás la Vila Löger justo antes de cruzar el Puente de las Arcadas, ¡sin duda un imprescindible que ver en Piestany!

Una de las casas más bonitas que ver en Piestany es Vila Löger.
Una de las casas más bonitas que ver en Piestany es Vila Löger.

 

Puente de las Arcadas (Kolonádový most)

El Puente de las Arcadas une la ciudad de Piestany con la isla balneario. Este puente es uno de los más valiosos arquitectónicamente en Eslovaquia. Fue construido en 1932 por el arquitecto Emil Belluš. Desde ahí podrás tomar buenas fotografías del río Vah.

En el Puente de las Arcadas, con vistas al río Vah y a la Villa Löger a la derecha.
En el Puente de las Arcadas, con vistas al río Vah y a la Vila Löger a la derecha.

 

“Levántate y anda” (“Surge et ambula”)

Queda claro el motivo de venir a Piestany cuando lo primero que te encuentras al cruzar a la isla balneario es la escultura de un hombre rompiendo la muleta, hoy símbolo de Piestany. Hay un letrero al cruzar el puente de vuelta a la ciudad que vuelve a motivar a los pacientes que hayan ido a recibir tratamiento. Esta frase es: Surge et ambula en latín, que significa “Levántate y anda”. Sin duda, una frase que ver en Piestany para recordar que, aparte de ser una ciudad agradable para los turistas, también es un destino para pacientes con enfermedades reumáticas y del aparato locomotor.

La escultura del hombre rompiendo la muleta, símbolo de Piestany.
La escultura del hombre rompiendo la muleta, símbolo de Piestany.

 

"Levántate y anda", letrero que te despide al salir de la isla balneario de Piestany.
“Levántate y anda”, letrero que te despide al salir de la isla balneario de Piestany.

 

Isla balneario (Kúpel’ný ostrov), la zona más representativa que ver en Piestany

Cruzar el Puente de las Arcadas y recorrer a pie la isla balneario es una gozada. El agua termal sube desde una profundidad de 2.000 metros y los balnearios más famosos están ubicados justo encima de las fuentes. Aparte de los balnearios, verás varios parques y fuentes que convierten la isla en un sitio privilegiado por su belleza y las propiedades curativas de su agua termal y barros terapéuticos. La isla balneario es la zona donde hay más cosas que ver en Piestany.

Jardines y fuentes de Piestany, la ciudad balneario más importante de Eslovaquia.
Jardines y fuentes de Piestany, la ciudad balneario más importante de Eslovaquia.

 

Piestany es famoso por sus aguas termales y barros sulfurosos terapéuticos.
Piestany es famosa por sus aguas termales y barros sulfurosos terapéuticos.

 

Thermia Palace

Sin duda el Thermia Palace es el edificio más imponente que ver en Piestany. De estilo Art-Nouveau, fue el primer hotel spa 5* en la ciudad. Abrió sus puertas en 1912 y pronto se convirtió en uno de los mejores balnearios en Europa. A mí me encantó la recepción del hotel Thermia Palace y sobre todo el restaurante Grand Restaurant, que se encuentra a mano izquierda del hall. ¡Eso es lujo y lo demás son tonterías!

Thermia Palace, el primer hotel spa 5* en la ciudad, no te vayas sin ver su restaurante.
Thermia Palace, el primer hotel spa 5* en la ciudad, no te vayas sin ver su restaurante.

 

Irma Spa (Kúpele Irma)

El Irma Spa es un balneario lujoso conectado al Thermia Palace. Ofrece más de 60 tratamientos con agua termal de Piestany, piscinas de barro y programas médicos especiales. Yo no probé el balneario, así que si vas cuéntame qué tal la experiencia. 😉

Balneario de Napoleón (Kúpel’ný dom Napoleon)

El Balneario de Napoleón es el más antiguo y cuenta con tres edificios balneario clásicos en torno a una pequeña plaza. Tienes que ver en Piestany el edificio Napoleón III y su cueva de sal, así como la fuente de la que sale agua termal a más de 60°C. Allí vi a varios ancianos yendo con su botella de agua vacía para rellenarla de esta agua con fines terapéuticos. En la fuente hay un cartel en el que recomiendan beber por la mañana, a mediodía y por la tarde 2 decilitros de agua mineral directamente de la fuente, justo antes de las comidas. Esto equivale a poco más de medio litro al día.

La verdad que me dio tristeza pensar que gran parte de los ancianos estaban allí por problemas de salud, no por turismo. Así que ya sabes, a disfrutar mucho del presente, que La Vida son Dos Viajes (¡lo siento, tenía que decirlo!)

Tocando el agua termal a más de 60ºC en la fuente que tienes que ver en Piestany.
Tocando el agua termal a más de 60ºC en la fuente que tienes que ver en Piestany.

 

El busto de Sissi

En Piestany puedes ver el busto de Sissi, la esposa de Franz Joseph I. La emperatriz austriaca Elisabeth (Sissi) visitaba a menudo Piestany con su marido, Franz Joseph I, emperador de Austria, en el siglo XIX. Por eso le hicieron un busto y también hay un restaurante que lleva su nombre, decorado con mucho gusto.

El busto de Sissi emperatriz, asidua a los balnearios de Piestany.
El busto de Sissi emperatriz, asidua a los balnearios de Piestany.

 

Termálne kúpalisko

Justo antes de cruzar el puente de vuelta a la ciudad, hay un sendero a mano derecha que te llevará a los baños exteriores “Termálne kúpalisko Eva. Aquí hay varias piscinas, una de ellas de agua termal (34-38°C). No esperes encontrar grandes lujos aquí.

Letrero de las piscinas al aire libre en Piestany.
Letrero de las piscinas al aire libre en Piestany.

 

¡Esto es todo amig@s! Este fue mi recorrido completo con los imprescindibles que ver en Piestany. Espero que te sirva para preparar tu viaje a la ciudad balneario más importante de Eslovaquia.

¡Si tienes cualquier duda, déjala en comentarios y te echo una mano! De momento, puedes empezar por buscar un vuelo barato siguiendo mis trucos.