Plaza de las Especias en Marrakech, repleta de puestos artesanos, bullicio y el olor y color de las especias. Guía de Viaje a Marruecos.
Plaza de las Especias en Marrakech, repleta de puestos artesanos, bullicio y el aroma y color de las especias.

 

Marruecos es puro exotismo, un caos que enamora desde el primer momento en que pisas suelo africano. Es ruido y alboroto, ajetreo por los zocos, idas y venidas de calesas, burros de carga, motos y peatones por una misma calle.

En Marruecos se despiertan los 5 sentidos, donde puedes ver una ciudad como si hubieras entrado en una máquina del tiempo, oler la menta con la que te preparan el delicioso té, oír la llamada a la oración del muecín a grito de ‘Alá Akbar’, entremezclada con la música que tocan los encantadores de serpientes y el ruido de fondo de cientos de personas regateando en el zoco (“¡Amigo, más barato que Ryanair!”), tocar el cuero, las alfombras, las babuchas o cualquier objeto exótico que te deje prendado en el zoco y saborear su gastronomía para chuparse los dedos, con platos típicos como el tajín, couscous, pastilla, humus o falafel. Dicen que es un país que “te encanta o lo odias”.

Para poder disfrutar de Marruecos, recomiendo ante todo dejar los estereotipos a un lado, ir con la mente abierta dispuestos a encontrar un mundo muy diferente y desorganizado y seguir mis consejos para viajar a Marruecos. Estoy segura de que volverás con la tremenda satisfacción de haber visitado el país de las especias.

Palacio El Badi, edificado a finales del siglo XVI por el sultán Saadí Ahmed al-Mansur para celebrar la victoria sobre el ejército portugués en 1578
Palacio El Badi, edificado a finales del siglo XVI por el sultán Saadí Ahmed al-Mansur.

 

¿CÓMO LLEGAR A MARRUECOS?

Desde España hay dos formas de llegar a Marruecos: en avión o en ferry.

VIAJAR A MARRUECOS EN AVIÓN

Hay muchas opciones de vuelos directos desde diferentes ciudades de España. El trayecto en avión es corto, por lo que te dará tiempo a echar una pequeña cabezada y cuando abras los ojos estarás ya inmerso en el exotismo marroquí.

A continuación te dejo las rutas directas desde España:

  • Desde Madrid: Tánger, Marrakech, Casablanca, Rabat y Fez
  • Desde Barcelona: Tánger, Marrakech, Fez, Casablanca y Nador
  • Desde Sevilla: Fez y Marrakech
  • Desde Gerona: Rabat
  • Desde Valencia: Casablanca y Marrakech
  • Desde Santander: Marrakech
  • Desde Bilbao: Casablanca
  • Desde Gran Canaria: Casablanca, Agadir y Dakhla
  • Desde Tenerife: Casablanca y Agadir
  • Desde Málaga: Casablanca y Tánger
  • Desde Palma: Nador y Tánger

También tienes vuelos disponibles pero con escala desde España a otras ciudades marroquíes como Oujda, Essaouira, Tetuán o Ouarzazate, entre otras.

Si vas a viajar por libre y dispones de bastantes días libres, te conviene coger vuelo de ida a una ciudad y vuelta desde otra diferente y así ahorrarás mucho tiempo en desplazamientos. Si por el contrario tienes pensado hacer una escapada corta, te recomiendo que cojas un vuelo de ida y vuelta desde la misma ciudad y desde allí te desplaces a otros puntos de interés en coche de alquiler o contrates alguna excursión.

VIAJAR A MARRUECOS EN FERRY

Otra opción es cruzar el Estrecho de Gibraltar con las siguientes rutas en ferry de España a Marruecos. Si barajas esta posibilidad, que sea porque tienes unas 2 ó 3 semanas para visitar el país o porque solo vas a recorrer el norte de Marruecos. Si no, vas a ir con el tiempo ajustado y teniendo vuelos baratos, no merece la pena ir en barco.

  • Algeciras a Tánger
  • Almería a Nador
  • Barcelona a Tánger
  • Barcelona a Nador
  • Motril a Tánger
  • Motril a Alhucemas
  • Motril a Nador
  • Tarifa a Tánger

 ¿NECESITO VISADO PARA VIAJAR A MARRUECOS?

Si eres ciudadano español, no necesitas visado para entrar en Marruecos, pero es necesario pasaporte en vigor por un mínimo de 3 meses. La estancia máxima legal permitida para turistas es de tres meses al año. Si quieres prolongarla, hay que dirigirse a los servicios de policía correspondientes. Puedes encontrar más información en las Recomendaciones de Viaje al Reino de Marruecos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Os dejo también un listado con los países cuyos ciudadanos no necesitan visado para viajar a Marruecos: Argelia, Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Andorra, Australia, Austria, Bahréin, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, Chipre, República Democrática de Congo, Corea del Sur, Costa del Marfil, Croacia, Dinamarca, España, Estonia, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Francia, Reino Unido, Grecia, Guinea (Conakry), Hungría, Hong-Kong, Indonesia, Irlanda, Islandia, Italia, Japón, Kuwait, Libia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malí, Malta, Mónaco, México, Níger, Noruega, Nueva Zelanda, Omán, Países Bajos, Perú, Filipinas, Puerto Rico, Polonia, Portugal, Qatar, Republica Checa, Rumania, Senegal, Singapur, Suecia, Suiza, Túnez, Turquía, Venezuela.

¿QUÉ MONEDA HAY EN MARRUECOS?

La moneda de Marruecos es el dírham. El tipo de cambio en noviembre de 2017 era 1 EUR= 11,05 dírhams marroquíes (MAD). Para comprobar el tipo de cambio actual, yo suelo utilizar esta página de conversión de divisas.

Una de las mejores experiencias en Marrakech es perderte (literalmente) por sus zocos. La cantidad de tiendas es sobrecogedora, eso sí, no te olvides de regatear. Guía de Viaje a Marruecos.
Una de las mejores experiencias en Marrakech es perderte (literalmente) por sus zocos. Guía de Viaje a Marruecos.

¿QUÉ ENCHUFES SE UTILIZAN?

En Marruecos no se necesita adaptador. Los enchufes son de dos clavijas redondas y el voltaje es de 220 voltios, como en la mayoría de los países europeos. Eso sí, yo siempre viajo con un adaptador universal por si las moscas.

¿QUÉ CLIMA HAY EN MARRUECOS?

Siempre que pensamos en África nos viene a la cabeza un sol abrasador, ¿verdad? Pero lo cierto es que en África, y concretamente en Marruecos, hay diferentes áreas geográficas y el clima varía de unas zonas a otras. En líneas generales, la mejor época para viajar a Marruecos es en primavera u otoño, con temperaturas medias de 24 grados exceptuando la zona de la cordillera del Atlas o el desierto del Sáhara, donde puedes encontrar temperaturas extremas. En la zona costera hay un clima moderado todo el año, con temperaturas que rondan los 12-24 grados. Si vas a visitar las ciudades del interior, encontrarás más oscilación térmica entre la noche y el día, con temperaturas que varían de 15 a 40 grados.

  • Invierno: de diciembre a febrero. Temperatura mínima media de 7 grados y máxima de 18 grados.
  • Primavera: de marzo a mayo. Temperatura mínima media de 12 grados y máxima de 24 grados.
  • Verano: de junio a agosto. Temperatura mínima media de 19 grados y máxima de 34 grados. En esta época el calor puede llegar a ser bastante sofocante para hacer turismo.
  • Otoño: de septiembre a noviembre. Temperatura mínima media de 15 grados y máxima de 27 grados.

¿CUÁNTOS DÍAS NECESITO PARA VIAJAR A MARRUECOS?

 ITINERARIO DE 4 DÍAS POR MARRUECOS:

 Marrakech: pasar 3 días en Marrakech visitando la plaza de Jemaa el Fna de día y de noche, perderte por sus zocos, ver la Medersa Ben Youssef, el Palacio Badii, los jardines de Menara, los jardines Majorelle, el barrio judío (Mellah), la mezquita Koutoubia o salir de las murallas de la medina para ver Gueliz, la parte moderna de la ciudad.

Plaza Jemaa el Fna, el lugar de encuentro de turistas y locales en Marrakech. Recomiendo verla de día y de noche, ya que el ambiente cambia completamente. Guía de Viaje a Marruecos.
Plaza Jemaa el Fna, el lugar de encuentro de turistas y locales en Marrakech. Guía de Viaje a Marruecos.

 

Para el 4º día, puedes elegir una de las siguientes excursiones de un día desde Marrakech:

Essaouira: la perla del Atlántico, a 170 km de Marrakech. Yo la visité durante mi escapada a Marrakech y me encantó. Con su medina, su puerto pesquero repleto de barcas azules, el mercado de pescado y las playas. Es un buen sitio donde desconectar del alboroto de Marrakech y comer pescado a buen precio (¡recomiendo las sardinas!)

Essaouira, bella ciudad portuaria con su medina protegida por murallas. La playa de Essaouira es perfecta para practicar deportes náuticos.
Essaouira, bella ciudad portuaria con su medina protegida por murallas.

 

Essaouira es una ciudad situada en la costa Atlántica de Marruecos con una medina donde impera la tranquilidad. Guía de Viaje a Marruecos.
Essaouira, ciudad situada en la costa Atlántica de Marruecos con una medina donde impera la tranquilidad.

 

Cascadas de Ouzoud: las mayores cascadas del norte de África, con 110 metros de caída, situadas a 150 km de Marrakech. Podrás ver durante el camino en coche diferentes pueblos bereberes y relajarte una vez llegues a las cascadas disfrutando del paisaje, comiendo en alguno de los chiringuitos o incluso bañándote en el río (los locales lo hacen).

Ouarzazate: si escuchar la palabra kasbah te hace salivar, entonces no se hable más. Antes de llegar a Ouarzazate podrás ver la ciudad fortificada más famosa del país, Ait Ben Haddou, conocida por haber sido el plató donde se rodaron escenas de películas como Gladiator, La Momia o Lawrence de Arabia. Una vez en Ouarzazate, puedes visitar la kasbah de Taourirt, recorrer la ciudad o ir al museo del cine para descubrir por qué se le conoce a Ouarzazate como el “Hollywood de África”. El inconveniente es que tardarás unas 4 horas en llegar. Si se te hacen pesados los desplazamientos en carretera, quizás vuelvas con la sensación de haber estado demasiado tiempo en el coche.

Valle del Ourika: es la excursión más cercana a Marrakech, a tan solo 40 km de distancia. De camino podrás ver algunos mercados tradicionales, como Asni o Aghbalou antes de llegar al Alto Atlas, donde puedes visitar las cascadas de Setti Fatma, aunque mucho menores que las de Ouzoud.

¿Quieres saber cuánto me costó mi viaje de 4 días a Marrakech y Essaouira?

 ITINERARIO DE 1 SEMANA POR MARRUECOS

Aquí tienes 2 opciones. Si no te apetece ir al desierto, puedes ampliar el itinerario de 4 días con el resto de excursiones que te comentaba en el apartado anterior. Así, pasarías 3 días en Marrakech y otros 4 días visitando los alrededores con las 4 excursiones de un día que te recomiendo.

Por el contrario, si te apetece ir al desierto, OJO porque tanto la excursión al desierto de Merzouaga como al de Zagora incluyen visita a Ouarzazate y a la kasbah de Ait Ben Haddou, así que si estás pensando en ir al desierto, ¡asegúrate de no hacer la excursión a Ouarzazate en el itinerario de 4 días o lo verás dos veces!

Entre las opciones para ir al desierto desde Marrakech se encuentran:

Desierto de Merzouaga: Excursión de 3 días. De camino a Merzouaga, además de ver Ouarzazate, verás las Gargantas del Dades, las Gargantas del Todra, el Palmeral de Jorf y Erfoud, pueblos bereberes y despertar disfrutar del amanecer en el desierto (con viaje a lomos de un camello incluido).

 Desierto de Zagora: Excursión de 2 días. Además de Ouarzazate, verás varios pueblos bereberes, el Valle del Draâ, cruzarás el Anti Atlas y pasarás la noche en una haima bereber. En esta excursión también montarás en camello y amanecerás en el desierto.

 ITINERARIO DE 2 SEMANAS POR MARRUECOS:

 Añadir al itinerario de 1 semana:

Fez: visita la puerta azul Bab Bou Jeloud que lleva a la medina, el mausoleo de Mulay Idrís, la universidad medieval de Al-Qarawiyyin, las medersas Bou Inania y Al-Attarine, el Museo Nejjarine de Arte y Artersanía de la Madera y, por supuesto, visita la mayor curtiduría de África, una imagen que seguro tienes grabada y querrás ver con tus propios ojos.

Chefchauen (también conocido como Chauen o Xaouen): sus bellas casas azules en la medina, la plaza Uta el-Hammam, la Gran Mezquita, la Kasbah o la cascada Ras El-Maa. Una ciudad que no defrauda.

Asilah: su medina, el paseo marítimo, sus playas, la Plaza Zellaka, la de la Muralla y la al-Kasaba, los bazares o la mezquita de Asilah. Una escapada a la costa para relajarse y no pensar en nada, ¡solo en lo feliz que se está cuando se está de viaje!

 ¿CUÁNTO CUESTA UN VIAJE A MARRUECOS?

ALOJAMIENTO:

Dormir en un hostal en habitación compartida cuesta de 45 a 65 MAD (4-6€) la noche y ligeramente más caro si la ubicación es muy buena. El alojamiento en hostales en habitación privada cuesta entre 200 y 250 MAD (17-22€) y dormir en un riad económico puede costarte alrededor de 180-200 MAD (16-18€) incluyendo el impuesto municipal de 2,5€ por persona y noche. El precio de una habitación privada para dos personas en un apartamento de Airbnb puede variar mucho, pero los más económicos cuestan alrededor de 220 MAD (20€).

Si prefieres alquilar el apartamento solo para ti, espera pagar una media de 400-440 MAD (36-40€) la noche. Ten en cuenta que los precios en las grandes ciudades como Fez o Marrakech serán significativamente mayores que en ciudades más pequeñas.

Riad de Marruecos de dos plantas con un patio central para relajarse escuchando el agua de la fuente correr. Guía de Viaje a Marruecos.
Riad de Marruecos de dos plantas con un patio central para relajarse escuchando el agua de la fuente correr.

COMIDA:

Comer en Marruecos es muy barato y más todavía si comes en los puestos callejeros. Un té a la menta puede costarte entre 15 y 25 MAD (1,3-2,2€). Si quieres probar la auténtica comida local como el tajín, el couscous o la pastilla, espera pagar de 45 a 60 MAD (4-5,5€), un plato de falafel puede costarte 40 MAD (3,5€), panini o wrap de shawarma unos 25 MAD (2,2€) y hummus alrededor de 25-30 MAD (2,2-2,7€). Los restaurantes occidentales son caros, rondando los 150 MAD (13€) el plato. El pescado en ciudades costeras como Essaouira puede costarte unos 100-150 MAD (9-13€), aunque hay restaurantes con menú cerrado mucho más económicos (60 MAD – 5,5€). Una botella de agua puede costarte 7 MAD (0,6€) en alguna tienda o súper y hasta 20 MAD (1,8€) en restaurantes.

La gastronomía marroquí es de gran riqueza, donde prima el uso de especias y la mezcla del sabor dulce y salado. Guía de Viaje a Marruecos.
La gastronomía marroquí es de gran riqueza, donde prima el uso de especias y la mezcla del sabor dulce y salado.

TRANSPORTE:

Sin duda la mejor forma para desplazarse por Marruecos es en tren. Es económico, cómodo, suele retrasarse menos que los autobuses y además hay conexiones entre las principales ciudades. Por ejemplo un billete de tren de Marrakech a Fez cuesta 206 MAD (18€) en segunda clase y 311 MAD (28€). En la página de trenes oficial de ONCF puedes hacer tus búsquedas (está en francés).

Los autobuses suelen costar de 6 a 8 MAD (0,5-0,7€), pero no los recomiendo porque aunque sea un precio fijo y no tendrás que regatear, es probable que llegues a tu destino mucho más tarde de lo esperado.

La tercera opción es el taxi, donde tienes que cerrar el precio siempre antes de subirte. Si estás pensando hacer alguna excursión, pregunta en tu alojamiento porque suelen tener acuerdos con agencias para los desplazamientos a ciudades de interés en los alrededores.

EXCURSIONES:

Los precios de las excursiones varían mucho dependiendo de la zona, siendo más caras en Fez y Marrakech. Te recomiendo que esperes a llegar a Marruecos y las contrates directamente desde allí porque te saldrán más baratas que comprándolas en agencias online. Eso sí, no esperes pagar lo mismo que un local.

El traslado de Marrakech a Essaouira o las cascadas de Ouzoud puede rondar los 270 MAD por persona (25€), ir al Valle del Ourika cuesta alrededor de 220 MAD (20€) y a Ouarzazate un poco más porque la distancia es mayor. El precio de las excursiones al desierto también varía bastante dependiendo de dónde te vayas a alojar, qué incluya tu itinerario o el número de días que quieras pasar en el desierto, por lo general las hay de 3 ó 4 días.

Cabras trepadoras de árboles de argán en Marruecos. Guía de Viaje a Marruecos.
Cabras trepadoras de árboles de argán en Marruecos.

 

COSAS QUE VOLVERÍA A HACER EN MARRUECOS

  • Dormir en un riad. Amanecer en un oasis de paz, escuchando el agua correr en la fuente del patio, degustando un delicioso desayuno con los rezos de ‘Alá Akhbar’ de fondo. Sí, esa maravillosa y exótica sensación.
  • Alucinar con la plaza de Jemaa el Fna. Verla de día, verla de noche, volver a verla de día, volver a verla de noche…
  • Comer en restaurantes locales. Qué delicia el tajín, el couscous, la pastilla, el humus… Y además mucho más barato que si vas a restaurantes occidentales, así que con más motivos.
  • Quedarme fascinada con que ciertos oficios perduren. Los tintoreros, los curtidores, los carpinteros que utilizan hasta sus pies para trabajar la madera. Oficios que se siguen realizando como antaño, sin ayuda de máquinas.
  • Romper con los estereotipos. Ni todas las mujeres llevan velo, ni todos los vendedores del zoco son agobiantes, ni todos los marroquíes intentan timarte. En cualquier país en desarrollo te cobrarán más que a un local, pero ¿qué harías tú en su lugar? Al fin y al cabo, nosotros estamos comprando el producto por un precio mucho menor que en nuestro país y ellos intentan venderlo al precio que saben (porque lo saben) que vamos a aceptar. Win-Win.
Puedes encontrar la bandera de Marruecos en numerosas callejuelas del zoco laberíntico. Guía de Viaje a Marruecos.
Puedes encontrar la bandera de Marruecos en numerosas callejuelas en Essaouira.

COSAS QUE NO HARÍA EN MARRUECOS

  • No llevar un mapa conmigo en los zocos. Hay gente que nace con buena orientación y otros que tenemos que luchar por no perdernos hasta en nuestra propia ciudad. Pero Marruecos requiere un nivel muy ‘pro’ y hasta el más avezado lector de mapas se perderá en los zocos de Marruecos. Es muy importante que descargues el mapa de Google Maps para que puedas consultarlo sin necesidad de conexión a internet. ¡Quien avisa no es traidor!
  • Ir vestida como una occidental en un país musulmán. Vale que si visitas Marruecos en verano, a 38 grados a la sombra y con un calor infernal, lo primero que pensarás es meter en la maleta unos buenos short, minifaldas o camisetas de tirantes. Yo vi a turistas que vestían así (y eso que era noviembre), pero mejor no tientes a la suerte o pasarás algún apuro innecesario.
  • Hacer fotos a los musulmanes cuando rezan. Es un momento de culto, un momento íntimo y por tanto quieren estar tranquilos. En mi estancia en Marrakech estaba cerca de una mezquita en la que no cabían todos los musulmanes dentro. Los que estaban rezando fuera se molestaron porque una turista les estaba haciendo fotos.
  • Dar dinero o hacerme fotos con los encantadores de serpientes o los que exhiben monos en Marrakech. Los animales tienen que estar en libertad, no fomentemos acciones semejantes en pleno siglo XXI.