Laura Martínez diseña páginas web y tiene la suya propia, Tetuania, donde ofrece información muy completa para todos los que queráis visitar Tetuán.
Laura Martínez diseña páginas web y tiene la suya propia, Tetuania, donde ofrece información muy completa para todos los que queráis visitar Tetuán.

 

Marruecos es un destino que asombra y encanta a partes iguales, un país exótico donde la forma de trabajar es muy diferente a la que tenemos en otras culturas. Pero eso no es un impedimento, todo lo contrario.

Hoy conocemos la historia de Laura Martínez, tinerfeña de nacimiento y creadora de la web Tetuania, que decidió dejar su isla para emprender una nueva vida en Tetuán. No te pierdas la entrevista porque viene cargada de información muy interesante. ¡Comenzamos!

Paula Morales: Laura, cuéntanos un poco sobre ti

Laura: ¡Hola! Mi nombre es Laura, o Lilypu como se me conoce en internet. Nací en Tenerife y desde hace algo más de 5 años vivo en el norte de Marruecos, en Tetuán.

¿A qué te dedicabas antes de mudarte a Marruecos?

Soy diseñadora de páginas web y ese ha sido mi oficio desde hace más de una década. Al realizar mi trabajo siempre online y no estar atada a una oficina, nunca he tenido obstáculos para moverme o trasladarme, eso sí, sin una wifi ¡no soy nada!

Laura Martínez, de la web Tetuania, nos cuenta cómo es trabajar en Tetuán, una preciosa ciudad situada al norte de Marruecos.
Laura Martínez, de la web Tetuania, nos cuenta cómo es trabajar en Tetuán, una preciosa ciudad situada al norte de Marruecos.

 

¿Por qué escogiste Tetuán como ciudad para vivir?

La verdad es que todo ocurrió de una manera muy natural, vine a visitar a una amiga y poco a poco esta ciudad me enredó hasta que al final me instalé definitivamente. Es cierto que en esa época tenía ganas de cambio, pero no vine a Tetuán por primera vez pensando en quedarme a vivir, nunca fue algo muy meditado de antemano, simplemente ocurrió poco a poco.

¿En qué trabajas actualmente?

Sigo dedicándome al diseño, pero ahora muy centrada en un proyecto personal que creé hace 3 años, tetuania.com, una web dedicada a la ciudad de Tetuán.

Al venir por primera vez, hice lo que todo el mundo hace, que es buscar en Internet información sobre la ciudad, y me di cuenta de que no había demasiada, menos aún actualizada. La idea de hacer una web turística sobre Tetuán nació en ese momento pero no fue hasta 2 años después cuando la puse en marcha. En un país tan diferente al nuestro en cultura, idioma y religión, desde el principio nos asaltan un montón de dudas, así que he intentado dar respuesta a todas esas preguntas, que en definitiva fueron las mismas que yo me hice al llegar.

La medina de Tetuán, un imprescindible si visitas esta ciudad al norte de Marruecos.
La medina de Tetuán, un imprescindible si visitas esta ciudad al norte de Marruecos.

 

¿Has tenido que aprender árabe? Si no es así, ¿en qué idioma te comunicas?

Chapurreo un poco de Dariya, el dialecto que se habla coloquialmente en Marruecos. No tengo problema para entenderme en el mercado o en conversaciones sencillas, pero no lo hablo correctamente aún.

La verdad es que Tetuán es una ciudad un poco peculiar, ya que no es difícil desenvolverse en ella cuando no hablas árabe, fue capital del protectorado español y eso hace que mucha gente aún tenga el castellano como segunda lengua. Algunos tienen un nivel altísimo y otros solo saben algunas palabras, pero en cualquier caso es de mucha ayuda cuando aún no sabemos manejarnos bien.

En el ámbito laboral, aparte del árabe, se utiliza mucho el francés, sobre todo en ambientes administrativos, en documentos oficiales y cosas así.

¿Qué le dirías a los lectores que estén pensando en dejarlo todo para irse a vivir a Marruecos? ¿Les recomendarías Tetuán antes que otras ciudades marroquíes?

Marruecos es un país de oportunidades, en el que muchas cosas están por hacer y eso hace que muchos pensemos que es buena idea trasladarse. Aunque suene obvio, este es un país diferente a lo que conocemos. Ese hecho requiere que nos adaptemos a ritmos diferentes, a formas de vivir y trabajar a las que no estamos acostumbrados y a relacionarnos con códigos antes desconocidos para nosotros. Quizás el consejo que daría a todo aquel que esté pensando en venirse es que sean flexibles, que tengan capacidad de observación y adaptación, hay que construir en este contexto, así que importar modelos no suele servir de mucho.

En cuanto a Tetuán, creo que es una ciudad amable, no muy grande y accesible y eso hace que sea fácil desenvolverse. Por otro lado, el mismo hecho de no ser una gran urbe puede reducir un poco las oportunidades de trabajo o de negocio, pero siempre depende de la actividad que se vaya a desarrollar.

Vistas con el Minarete de la Gran Mezquita de Tetuán.
Vistas con el Minarete de la Gran Mezquita de Tetuán.

 

¿Es fácil hacer amistad con personas locales?

¡Eso es lo más fácil del mundo! El marroquí es tremendamente acogedor y te tratan como a uno de los suyos desde el primer día. Es verdad que tienen fama de ser un poco engañosos, sobre todo con turistas, pero nada que ver a cómo son cuando vives entre ellos.

¿Qué es lo que más te gusta de vivir en Tetuán? ¿Y lo que menos?

Me gusta mucho la gente de Tetuán, son distintos a nosotros, los europeos, y a mí me han enseñado mucho. Y como lugar, diría la Medina Antigua, ¡que es infinita!

Lo que menos me gusta es que no hay mucha oferta de ocio, sobre todo en el centro de la ciudad.

¿Cómo es la calidad de vida en Tetuán?

Se vive bien, con un ritmo más tranquilo. La ciudad se despierta tarde, no tiene prisa, y los días transcurren en general de manera más relajada que en una gran ciudad.

Este país en muchos sentidos es también más barato que las ciudades españolas a las que estamos acostumbrados y eso hace que podamos llevar una vida más sencilla y no tan exigente. Hace más frío de lo que la gente piensa pero lo compensamos con veranos de temperaturas suaves y buenas playas en las que pasar el día.

Se come maravillosamente y para los que les guste cocinar, ir al mercado diariamente es un placer, los productos son muy frescos ¡y todo sale riquísimo!

Callejuelas en la medina de Tetuán que conducen a bellas puertas.
Callejuelas en la medina de Tetuán que conducen a bellas puertas.

 

¿Qué precauciones hay que tener viajando por libre en Tetuán?

Pues la verdad es que casi ninguna. Tetuán no es una ciudad peligrosa, es fácil moverse por ella desde el primer día y en general al extranjero se nos cuida mucho. Quizás la única consideración que hay que tener es con los carteristas, que sin darte cuenta pueden quitarte el móvil o la cartera, así que precaución con llevar nuestras cosas en los bolsillos de las chaquetas, en bolsos abiertos, etc.

Dinos tus tres rincones favoritos en Tetuán

1.Cualquier calle de la Medina Antigua, sobre todo esas donde hay más actividad comercial. Son lugares cambiantes, donde siempre descubres cosas nuevas.

2.Boanan, un barrio en la montaña desde donde se ve Tetuán y la costa de un vistazo. Tienen allí un pequeño café, distinto a todos, en donde tomarte un té y disfrutar de las vistas.

3.Cualquiera de sus playas, están muy cerca de la ciudad y tanto en verano como en invierno son un buen lugar para dar un paseo o tomarse algo.

¿Y tus restaurantes favoritos?

1.Hay una pequeña casa de comidas en el corazón de la medina donde se come genial. No sé si tiene nombre, la verdad, pero todos la conocemos por “Said”, el nombre de su propietario.

2.El bocadillo en Tetuán es una institución y aunque hay muchos lugares donde comerlos me quedo con el más antiguo, el Chatt, en el ensanche, abierto 24/7.

3.En un día soleado, cualquier restaurante de pescado frito en la costa de Asla.

¿Tienes previsto volver a España a medio-largo plazo?

Por ahora no hay plan de dejar esta ciudad, ¡pero nunca se sabe cuándo la vida puede hacerte cambiar de nuevo de rumbo!

Si te ha gustado esta entrevista, quizás también te interese leer la entrevista a Kathleen sobre cómo conseguir trabajo indefinido en Australia.