En el Carnaval de Quebec puedes ver numerosas esculturas de hielo.
El barrio de Petit Champlain expone numerosas esculturas de hielo durante el Carnaval de Quebec.

 

Pensar en Carnaval es teletransportarse directamente a Río de Janeiro, Venecia o Tenerife. Es disfrutar de bailes, disfraces, fuegos artificiales y desfiles. Pero, ¿qué te parecería celebrar un carnaval a bajas temperaturas, donde los niños van en trineo y la nieve y el hielo son los protagonistas? A priori quizás pienses que el frío sería un gran impedimento, pero deja ese pensamiento a un lado, no te arrepentirás de vivir esta experiencia única. Así que toma nota, que nos vamos a disfrutar al Carnaval de Quebec, la mayor fiesta invernal del mundo.

Vídeo del Carnaval de Invierno de Quebec. No olvides suscribirte a mi canal de YouTube 😉

Banco de hielo y trono de Bonhomme durante el Carnaval de Quebec.
Cogiendo fuerzas en el banco de hielo junto al trono de Bonhomme, el protagonista del Carnaval de Quebec.

 

El Carnaval de Quebec se celebra cada año entre finales de enero y mediados de febrero. La primera edición de este gran carnaval se celebró en 1894 para combatir el frío invernal. Las dos guerras mundiales y la gran crisis económica de 1929 interrumpieron esta festividad durante años, retomada de nuevo en 1955 con la perspectiva de desarrollo económico de Quebec, la capital mundial de la nieve.

Bonhomme, el protagonista indiscutible del Carnaval de Quebec.
Bonhomme, el protagonista indiscutible del Carnaval de Quebec, dando abrazos gratis.

 

Silueta de persona en un cubo de nieve durante el Carnaval de Quebec.
Paula encajada en una silueta de persona en un cubo de nieve.

 

Desde entonces, los turistas y quebequenses salen a las gélidas calles para celebrar el Carnaval de Quebec en las múltiples actividades organizadas al aire libre. Aquí lo más importante es estar activo para entrar en calor: hockey sobre hielo, patinaje sobre hielo, curling, futbolín gigante humano, lanzamiento de hacha (si consigues clavar el hacha en la madera, quiero que me cuentes cómo lo hiciste, ¡yo fui incapaz!), toboganes de hielo (de las actividades más demandadas para niños y mayores), un toro mecánico, una granja, cuentacuentos para los más pequeños, carreras en canoa en el río Saint-Lawrence, carreras de trineos de perros, juegos interactivos o el famoso baño de nieve, que consiste en zambullirse tres veces en la nieve solo con el bañador. ¡Ya te decía al principio que el frío no es un impedimento!

Concierto a bajas temperaturas en Quebec.
Concierto a bajas temperaturas en Quebec, donde los músicos tocan dentro de una cabina.

 

Granja con ovejas y cabras durante el Carnaval de Quebec.
Los más pequeños disfrutaron en la granja con ovejas y cabras. Carnaval de Quebec.

 

Tamborileras en el Carnaval de Quebec.
Tamborileras animan a los asistentes a entrar en calor bailando.

 

Pero el Carnaval de Quebec también es arte. Graffiteros de gran renombre visitan la ciudad para mostrar su talento. Y a bajas temperaturas, el arte también toma forma de esculturas de hielo, expuestas a lo largo del Quartier Petit-Champlain. Para mí de lo más impactante del Carnaval de Quebec.

Graffitero en el Palacio de Hielo.
Graffitero pintando su mural dentro del Palacio de Hielo.

 

Escultura de Tintin en el Carnaval de Quebec.
Escultura de hielo de Tintin en el barrio de Petit Champlain.

 

Otra cosa que no te puedes perder es ver cómo grandes artistas consiguen tallar en directo un gran bloque de nieve hasta convertirlo en esculturas de nieve. Expertos internacionales trabajan a destajo mientras intentan entrar en calor tomando alguna bebida caliente. Auténticas obras de arte.

Escultores de nieve en el Carnaval de Quebec.
Grupo de escultores de nieve trabajando sin descanso en su obra.

 

Escultores de nieve trabajando de noche en el Carnaval de Quebec.
Cae la noche y los escultores de nieve siguen trabajando a bajas temperaturas.

 

¿Y qué se come a 20 grados bajo cero? Helado. Sí, has oído bien. Verás una larga cola en la cabaña de azúcar (cabane à sucre) donde cada uno espera su turno para preparar su helado de sirope de arce. Te darán un palo de helado de madera y pasarás a un bloque de nieve grande a modo de barra sobre el que echan una tira de sirope de arce. Solo tienes que esperar a que se solidifique con el frio e ir girándolo sobre sí mismo hasta enrollarlo completamente. IMPORTANTE: espera 25 segundos hasta empezar a enrollarlo. Yo soy un poquito impaciente (a veces ;)) y lo enrollé antes de tiempo y más que helado fue un desbordamiento de sirope de arce por mis guantes y abrigo. ¡Un pringue importante!

Otras opciones gastronómicas son las colas de castor (queue de castor), masa similar a la de las porras sobre la que puedes añadir varios ingredientes. Yo probé la de chocolate y plátano y, aunque no es nada espectacular (la gastronomía canadiense no goza de platos muy elaborados), te aporta energía (y alguna caloría) para afrontar el frío quebequense.

Puesto de colas de castor en el Carnaval de Quebec.
La cola de castor tiene un sabor muy similar a las porras y puedes añadirle diferentes sabores como topping.

 

Para acceder a todas las actividades del Carnaval de Quebec tendrás que comprar la Effigie, su precio es de 15 CAD (9,5€ aprox.) e incluye entrada al espectáculo que organizan cada año en el Palacio de Hielo. Aunque al Palacio de Hielo puedes entrar sin reserva, si quieres ver el espectáculo tendrás que reservar tu plaza online en la página oficial del Carnaval de Quebec. La Effigie puedes comprarla en diferentes puntos de la ciudad de Quebec, por ejemplo en la entrada al Palacio de Hielo de Bonhomme (Place de l’Assemblée Nationale) o en la Oficina de Turismo de Quebec, muy próxima al hotel Fairmont le Château Frontenac, entre otros.

Barrio de Petit Champlain en Quebec.
Paula Morales en el barrio de Petit Champlain durante el Carnaval de Quebec.

 

Vista de la calle más concurrida de Petit Champlain.
Vista de la calle más concurrida de Petit Champlain, repleta de tiendas y cafeterías donde entrar en calor.

 

Dos recomendaciones importantes:

  1. No olvides planear el viaje con antelación, ya que el alojamiento se agota con rapidez y el exceso de demanda hace que suban mucho los precios a medida que se acerca la fecha del Carnaval de Quebec.
  2. Lleva ropa de abrigo. Piensa que estarás prácticamente todo el día caminando por la calle y que las temperaturas habituales en esa fecha pueden rondar los 15-20 grados bajo cero de media. Eso sí, si vas vestido con ropa especial gran frío, no tendrás ningún problema en hacer vida “casi” normal a esas temperaturas.

El año tiene 365 días como para disfrutar solo de las estaciones en las que hace buen tiempo, ¿no crees?

Barra de bar de hielo en Carnaval de Quebec.
¿Tomamos algo en la barra de bar de hielo?